viernes, 30 de noviembre de 2007

El celo



Una de las claves para la reproducción en cautividad de esta especie es observar cómo y cuando entran en celo. Si no están en un grado óptimo de celo, intentar la cría es inútil completamente.

El macho del canario de mozambique muestra su celo de una forma indudable, cantará maravillosamente y de una forma muy enérgica. Su fervor puede ser tal que llega a pelarse las plumas del pecho, como este ejemplar de la fotografía. No debemos asustarnos, no es una sarna, ni una falsa muda, ni nada por el estilo, la única precaución en estos casos es tratar de elevar la temperatura ambiente un poco.

La hembra muestra su celo de una forma menos llamativa, simplemente se deja querer. Emite piadas suaves que el macho responde dándole de comer, como si de un pollo se tratara.

Como parte del cortejo, los machos construyen nidos a la hembra, que a veces hacen y deshacen varias veces en un solo día. Es muy importante suministrarle material para hacer el nido, como hebras de coco, yute, sisal, pelo de cabra o similar. Esto tranquiliza al macho y hace que no se pongra excesivamente "fogoso", puesto que si la hembra no está en celo puede haber peleas muy violentas.

El comportamiento de una pareja formada y en celo óptimo es el que se aprecia en este vídeo:

Están juntos y tranquilos, y el macho alimenta a la hembra cuando esta emite una piadas muy suaves. Un dato importante, duermen en el mismo palo por la noche, eso es síntoma de que vamos por buen camino.

Durante toda la cría debemos vigilar el celo del macho, en un abrir y cerrar de ojos pueden echar todo a perder. Su si celo es excesivo pueden destruir el nido con pollo o huevos dentro, e incluso ser muy violentos con la hembra. Si vemos que el macho no la deja incubar, que acosa a la hembra e impide que se alimenten los pollos, debemos apartarlo, a veces en un lugar donde la hembra no lo oiga siquiera. la hembra por si sola sacará adelante la nidada sin problema.

Los machos nacidos en jaula suelen ser más tranquilos y muy buenos padres, pero con ejemplares de captura (sin anillar) una alimentación excesivamente fuerte puede provocarles un celo excesivo y generar comportamientos de este tipo.

En resumen, de estos pájaros se debemos tener un número de parejas que nos permita controlarlas a diario y observar su comportamiento, para poder intervenir apartando al macho, con rejilla o en otra jaula, si fuera necesario. Es también conveniente apartar a los pollos con una rejilla cuando ya tengan independencia. A través de los barrotes los darán de comer hasta que puedan valerse por sí solos. Esto evita que en un arrebato el macho pueda lastimarlos.

3 comentarios:

Fernando dijo...

Amigo, muy interesante tu blog sobre este canario. Soy un novato criador de canarios timbrados en venezuela y justamente hace tres dias me estaban vendiendo mozambique capturado. me extraño que el vendedor me dijo una serie de cosas y decidi investigar sobre esto. por lo cual tengo una serie de preguntas para ti y te estaria agradecido si me dieras tu opinion al respecto.

1) es cierto que esta especie es compatible para reproducir con el canario timbrado?

2) como diferencio a la hembra del macho aparte del canto?

3) Cuesta mucho domesticar a uno silvestre? que tecnicas puedo utilizar?

Gracias por tus respuestas, estare pendiente. gracias.

Fernando Torrens.

cazorlin dijo...

Encantado de ayudarte Fernando. Mándame un correo a cazorlin@gmail.com para responderte via e-mail.

Un saludo

Margitt Wegener dijo...

Hola te ngo un canario macho solo y últimamente hace nido en el cuenco del agua donde de baña con el papel periódico del piso de la misma. Es normal o del no conseguir una pareja? Gracias